Propiedades e Inmuebles en Venta y Alquiler en Centro

Más de 9.200 resultados

Filtros aplicados

  • Centro

Filtrar por

Ubicación

Dirección

Precio

Moneda:

Tipos de ambientes

Servicios

Generales

Apto Crédito

Propiedades e Inmuebles en Venta y Alquiler en Centro

Más de 9.200 resultados

  • Mapa

USD 26.500.000

1

Oficina en Venta en Microcentro, Centro

MITRE BARTOLOME 500

23.467 m²Con cochera99 añosA Refaccionar

MITRE BARTOLOME 500

EDIFICIO EX BANCO TORNQUIST. (Venta de SA) El edificio es uno de los máximos representantes del historicismo neoclásico de la Arquitectura Argentina. El estilo adoptado es un eclecticismo historicista abierto donde se combinan todos los estilos y se los mezcla con formas nuevas. Para construir dicho edificio el Arq. Alejandro Bustillo, utilizo un vocabulario clásico, ordenes griegos, columnas dóricas, esculturas y ornamentación clásica. El predio sobre el cual se erige desarrolla un frente de 42.47 metros y una superficie de terreno de 2.086 m2. La planta baja se organiza a partir de tres accesos: a pisos altos (sobre medianera Oeste), a local bancario (al centro) y a cocheras y servicios (sobre la medianera Este). La unidad destinada a local bancario es de gran magnitud y ocupa los subsuelos, la planta baja (en triple altura) y dos entrepisos. El esquema que organiza las plantas superiores responde a una espina circulatoria perpendicular a la línea de frente, que separa las circulaciones verticales y servicios (contra la medianera Oeste) de las áreas servidas, las cuales se organizan alrededor de dos grandes patios de iluminación y ventilación. El núcleo de circulación vertical principal cuenta con una batería de 5 ascensores y montacargas. Contra la medianera Este existe un grupo de sanitarios y ascensor para áreas gerenciales. Antigüedad 1928.Superficie total aprox. 23.467 M2, Superficie propia aprox. 16.090.92 M2, Superficie Común 7.376.37 M2 Desarrollado en 2 subsuelos, planta baja (local bancario), 3 entrepisos y 11° pisos superiores. Gran hall de entrada con altura imperial. CARACTERISTICAS de los PISOS. Plantas libres y semidivididas (a reciclar) con excelente luz natural. Sanitarios generales y privados a reciclar. Palieres con pisos de mármol y paredes piedra Paris. Dos grandes patios de aire luz NOTA: Las medidas son aproximadas y orientativas, sujetas a cambios.

Agent logo
Contactar

USD 11.500.000

220

Negocio especial en Venta en Microcentro, Centro

Cerrito y Sarmiento

UN CHALECITO EN EL CIELO - EDIFICIO CON HISTORIA - 11 pisos de semipisos - consultas 15-3226-1616

Edificio de 11 pisos - en semipisos - 11.000m2 parcialmente rentado - Venta firme - Escritura inmediata - Consultas en el whatsapp 15-3226-1616 con datos personales y teléfonos. Conocé la historia y sé parte de élla. Los porteños canchereamos con que tenemos la avenida más ancha del mundo, aunque el Guinness nos haya mojado la oreja en el 2006 al bajar a la 9 de Julio del libro de los récords y poner en su lugar al Eje Monumental de Brasilia (250 metros contra 140, supuestamente). Pero momento, que el ego no decaiga. Parémonos junto al Obelisco, miremos hacia arriba, en dirección a Sarmiento y Cerrito, y, tras agradecerle a Dios por ser argentino, notemos que siempre hay un motivo de alarde. Ahí está. Ahí, recortado sobre el cielo. Ahí, desde hace noventa años exactos. A ver: ¿qué megalópolis tiene, en pleno centro, un chalet de dos plantas más desván construido sobre la terraza de un edificio de nueve pisos, eh? Que nos responda el mundo de las conjuras antiargentinas. La obra no fue idea de un Gaudí criollo ni de un artista megalómano y sofisticado con pretensión de inmortalidad. Fue de un mueblero valenciano que quería dormir la siesta. ¿Cómo? Vayamos hacia atrás, hasta finales del siglo XIX: Rafael Díaz, joven inmigrante que había trabajado de mozo, era vendedor en una mercería de la calle Chacabuco. Trabajaba todo el día y dormía junto al mostrador del negocio o sobre él. Hasta que su jefe lo alentó a lo jefe, con promesas de mejoras en el más allá: “Usted va a ir al paraíso, Rafael, usted tiene un chalecito reservado en el cielo”. Díaz se lo tomó en serio, pero no esperó ayuda divina post mortem. Fue por la opción terrenal: decidió escalar la pirámide social, en épocas en que esas hazañas eran posibles. Lo logró. Se convirtió en el dueño de una mueblería que ocupaba el edificio de Sarmiento y Cerrito, también de él. En 1927, la frutilla del postre: inauguró un chalet –similar a uno que había visto en la Mar del Plata de la belle époque– construido en la azotea o, para que suene más glamoroso, en la cima: dos plantas (más de 200 metros cuadrados) y altillo. Un chalet algo raro, sobre todo por su ubicación. Las razones son prosaicas: Díaz vivía en Banfield y viajaba en tren hasta el centro todos los días; no podía volver a su casa cada mediodía para comer y tirarse un rato. En el chalet, su segundo hogar, pudo almorzar y dormir la siesta. Por las noches, volvía a Banfield en tren. Más: le instaló un cartelón que decía Muebles Díaz: excelente publicidad en la altura. Más: en 1929 compró una antena de radio y, a través de la frecuencia 630 del dial, lanzó LOK Radio Muebles Díaz. Desde el chalet, emitía promociones del negocio alternadas con música (cuando la radiofusión se reguló, esa frecuencia pasó a ser la de Radio Rivadavia). Más: los cambios urbanos lo favorecieron: desde allá arriba, vio cómo, en 1936, a apenas 100 metros, se irguió el Obelisco, y cómo en 1937 se inauguró el primer tramo, 500 metros, de la 9 de Julio. Crecía la ciudad y también su negocio, a través de ventas a crédito, por catálogo, a todo el país. En los ‘40 y ‘50, “Muebles Díaz, la casa del chalecito” llegó a ser una de las mayores de América Latina. Su dueño compró propiedades en Buenos Aires y Mar del Plata. El sueño (sud)americano estaba cumplido. Nueve décadas después de su inauguración, aquel chalet –declarado en 2014 patrimonio cultural de la Ciudad de Buenos Aires, por lo que no puede ser modificado sin previa intervención de la Secretaría de Cultura– está rodeado de misterio. Los carteles publicitarios, (no de la mueblería, que ya no existe) lo tapan parcialmente, si uno intenta mirarlo desde la calle. La entrada está prohibida, incluso para arquitectos o investigadores extranjeros que quieren conocerlo por dentro. Los herederos de Díaz dirimen en la Justicia qué porcentaje de la propiedad le corresponde a cada uno y, por el momento, una de ellos lo usa como una suerte de estudio/oficina. Cada piso del edificio (que sigue perteneciendo a la familia y que no está subdividido) tiene 800 metros cuadrados y es alquilado a firmas importantes. Fuente:Clarín La subdivisión del edificio está gestionada, cosa que no se hace, por el interés de vender en block.

Agent logo
Contactar